Carnen Cartago Grecia Guadalupe Heredia Limón Pérez Zeledón Pérez Zeledón Santos Saprissa UCR

Décima entrega sobre los formatos del campeonato nacional  

La última década del fútbol costarricense que terminará el próximo año ha dejado al Saprissa en lo más alto del podio superando los 30 campeonatos, algo de lo cual presumen solamente 12 equipos en el mundo, además de ello, regresó al Herediano al protagonismo dejando casi dos décadas atrás hasta que en 2012 los rojiamarillos tomaron de nuevo la estafeta y se proclamaron vencedores como fueron durante toda su vida.

La época contemporánea del fútbol costarricense en su primera división se ha debatido en seguir buscando el mejor método para disputar el torneo nacional sin llegar necesariamente al consenso más unánime, en los primeros torneos de la década se jugó con grupos de seis equipos de los cuales clasificaban a las segundas rondas cuatro de cada zona, posteriormente eso cambió y hubo cierta regularidad cuando se decidió que solo clasificaran cuatro a la ronda de semifinales y una posterior final.

En 2016 aparecen las cuadrangulares finales después de una serie intensa de dos vueltas en donde todos los equipos se enfrentaban todos contra todos; no obstante, ese cambio tuvo una particularidad. De 2013 a 2015 reaparecieron los torneos de copa, anhelados y gustados en Europa y algunos países sudamericanos y México; la idea era dar más rodaje durante la pretemporada a los clubes y hacer partícipes a los equipos de la Liga de Ascenso. En los aficionados causó cierto grado de interés, de hecho, los certámenes se volvieron emotivos en sus finales a donde el Saprissa consiguió uno de los torneos tras una reñida final ante Carmelita, mientras que el Cartaginés se dejó un bicampeonato copero lo cual nunca había conseguido.

El regreso de las cuadrangulares hizo vivir en algo los campeonatos de los años 70 y algunos en los 30 y 40 cuando el torneo se definía mediante esa vía, esa idea llegó, pero al mismo tiempo sepultó el torneo de copa que no caló lo suficiente en algunos clubes; no obstante, se trabaja en ello para que regrese para el año 2019.

Las participaciones en los certámenes solo tuvieron una inestabilidad en 2011, la expulsión de la liga del Barrio México que había llegado tras un acuerdo entre los entonces jerarcas del equipo canela y el equipo de Liberia supuso un momento crítico en el entorno del campeonato, la misma desaparición del Brujas hizo que la franquicia fuera tomada por el creído extinto Orión, pero solo le dio la cuerda para una temporada.

Al salir prematuramente los del Barrio México, el certamen se quedó con solo 11 equipos y ello hizo que para el 2012 además del campeón de la Liga de Ascenso debiera llegar un equipo más, ya fuera que se quedara el Orión o el subcampeón de la categoría ascendiente, eso hizo que también se revivieran las viejas series de promoción entre penúltimo de la primera y subcampeón de segunda división. Aunque solo fue por una temporada, le dio un ingrediente extra y emocionante al campeonato, siendo que en 2012 llegaron el Uruguay y Carmelita a la categoría mayor, con dos ascendidos, tal y como se había vivido por última vez en la temporada 1994-95 cuando del ascenso calaron Guanacasteca como el mismo Carmelita, en detrimento de Limón y Sagrada Familia.

Para el decenio en curso se estrenó un nuevo campeón, los "Guerreros del Sur" llegaron a su primera estrella aunque en una década en donde el trono ha sido favorito con los colores rojo-amarillo del Herediano, morado-blanco del Saprissa y rojo-negro de Alajuelense.

Tras estos ocho años lo que ha sido costumbre es que solo exista un descendido y que haya dos torneos con dos campeones en cada uno, algo se mantendrá por lo menos por los próximos tres años.